lunes, 26 de febrero de 2018

Día 3. Viena imperial y artistica

Hoy la crónica del día será mucho más breve ya que el tiempo que normalmente le dedicamos tras la cena y antes de acostarse a su redacción y publicación no podrá dedicarse a esta actividad ante todo lo que ocurrió en la noche de ayer y que ha dado lugar a que los profesores tengamos que poner una hora de "recogida" en las habitaciones.
Y es que anoche volvimos a tener quejas desde recepción a eso de la medianoche de inquilinos a los que les era imposible dormir tanto por las voces y gritos que dan en ese tránsito entre habitaciones , con esos continuos portazos, como por esas reuniones-quedadas de 8-10-15 en una misma habitación que se escucha además de una planta a otra, en una de ellas en la que incluso se volvió a requisar alcohol duro que estaba siendo consumido. Dicho esto, esta noche y ya veremos las próximas, habrá "toque de queda" a las 11 e incluso revisaremos que cada uno está en su habitación y "montaremos guardia",  esperemos que no más allá de la una de la madrugada.
En este sentido hemos recordado también hoy que cada grupo es responsable de TODO lo que ocurra en su habitación y de todos los desperfectos y daños que surjan , así como de una posible queja desde recepción y no vale argumentos del tipo "es que se me colaron diez y yo no pude evitarlo" o "es que trajeron la botella aqui pero no es nuestra", etc.
Ni mucho menos queremos generalizar estos comportamientos a todo el grupo,  pero también tenemos claro que no solo los inquilinos ajenos quieren descansar sino una buena parte del grupo que si están viviendo este viaje como el hasta ahora  "viaje de su vida".

Y a eso vamos, a contar el intensisimo y emocionante pero muy agotador día de hoy.
Madrugamos desayunando a las 7:15 , hoy ya nadie bajo en pijama, para a las 8:15 ponernos en marcha hacia la Ópera, una larga fila diapersa de personas, complicadísimo desplazarnos ochenta personas cuando además no entien den la importancia de la puntualidad.

Allí nos esperaban nuestras dos guías, Romana con un grupo y nuestra magnifica Ángeles que fue la que le tocó al grupo del que os escribe,austríaca gran amante de España y Andalucía, de su cultura, su sol y playas y por supuesto, su gastronomía, que estuvo trabajando unos meses en la Expo 92 y además visitando en múltiples ocasiones Málaga, y que nos hizo sentir y vivir esa modalidad de arte escénica tan desconocida para la gente joven como es la Ópera. Y es que aquí sólo se representa eso.
En primer lugar nos bajó al patio de butacas y allí nos contó inenarrables detalles de aquel espacio.


De como fue gravemente perjudicado en la II guerra Mundial con la adhesión de Austria a la Alemania de Hitler y tras sufrir Viena duros bombardeos, de que partes se conservaban y cuales no, de los espacios dedicados a las autoridades mayores, de su excelentisima acústica, tanto e por como se creo el espacio escénico , como por los materiales que se emplearon (mucha madera). En ese sentido nos dijo que con tanta madera, material inflamable y material electrónico allí había un miembro del cuerpo de Bomberos 24h de guardia.
De la gran cantidad de personas que trabajaban en la Opera, más de 1000, y que su soporte económico sería inviable sin la subvención del Estado. Nos explica que se celebra una obra cada dos días y que no se repite, y que las butacas están sobre los 200€ pero la zona de gallinero tiene precios muy económicos y disponibles a diario aunque con muy poca visibilidad y que la obra de hoy, que se estrena, no nos la recomienda porque dura unas 4h y es muy aburrida.
Habla de la diferencia de sueldo abismal entre un tenor en sus principios(unos 4000€), y uno estrella, diez veces más. De como la orquesta Sinfónica de Viena tenía alli su espacio en las representaciones operisticas y de la dificultad que tenia el formar parte de la misma explicandonos ese proceso. Y de lo cerrado que era formar parte de ella insinuando la dificultad que entrañaba para los asiáticos.
Nos habla de los grandes maestros de la escena españoles: Plácido Domingo (con cinco viviendass en Viena que alquila a los Jóvenes que vienen a actuar), de Jose Carreras, de Montserrat Caballe (y se emociona al hablar de ella), y de los nuevos españoles como Ainhoa Arteta y nuestro malagueño Carlos Álvarez. Y nos cuenta de la tendencia ahora de buscar nuevos artistas de cuerpos esbeltos y bellos que segun ella en muchos casos no tienen la emoción y sentimiento de gente como nuestra Montserrat Caballe.
Eso si, nos habla de la diva rusa Petra xxx como la mator estrella en la actualidad que auna todo.
Y en todo esto llegó el momento emotivo del día cuando la guía preguntó si alguien cantaba para aprovechar ese momento y hacerlo en ese espacio mágico y ahí se animó nuestra Cristina con el tema "Te regalo". Se hizo el silencio y disfrutamos de un "a cappella" precioso donde todos terminamos emocionados.

De alli nos trasladamos al espacio escénico y ver sus entresijos, para impresionarnos con esos mil y pico metros cuadrados y esas varias plantas, incluida subsuelo, en altura y en profundidad.

Allí vemos a más de 20 operarios trabajando y nos dicen que terminemos pronto que a las 10:00 empieza el ensayo general de la función de esa noche.
De allí nos trasladamos a distintas dependencias como son el salón del emperador, que nos cuentan que se reserva y alquila por su empaque para firmar acuerdos empresariales por unos modicos 5000€.  Visitamos otros salones, entre ellos el de los grandes compositores en el que nos invita a identificar al que faltaba diciendo que empezaba por "V".....Vivaldiiiiii! Exclaman algunos...!no hombre, no!, Vivaldi no compuso óperas....Nos cuenta que fue el gran Verdi, con esa Traviata y grandes obras, y el motivo...puramente político. Explica que por entonces Verdi, italiano, era partidario de Victor Emmanuelle que quería la independencia de Italia del Imperio Austrohungaro, y por ese motivo se le censuro, y que la gente decía por aquel entonces que Verdi era el acrónimo de "Victor Emmnaanuel Rex De Italians".

Terminamos al salir viendo como comienzan esos ensayos con más de cincuenta personas en el escenario.
Salimos de la Ópera, -11C nos marca el termómetro, y se inicia una visita a la parte céntrica empezando por el "Graben", la parte más lujosa de tiendas de Viena, la discreta iglesia Agustina, donde se casaba el emperador en muy discreta ceremonia y además cantan los Cantores de Viena, la Biblioteca Nacional, la Escuela de Equitación Española , y el extraordinario monumento al Holocausto y contra el Fascismo.


De alli pasamos a  la plaza de los Heroes, donde Hitler anunció la adhesión de Austria a Alemania (tras la que de más de 200.000 judios, 125.000 se fueron y casi 75.000 terminaron en campos de exterminio), y terminando en la catedral de San Esteban, donde dimos 25minutos para tomarnos algo caliente.

De alli nos trasladamos en autocar a los jardines del Palacio Belvedere donde admiramos su majestuosidad y disfrutamos de tanta nieve.


Volvemos al hotel para dar dos horas de tiempo para comer y descansar para a las 14:15 quedar para trasladarnos a la visita estrella del día, el Palacio Schonbrunn, donde tras pasear por sus jardines, y pasar algo de fresquito paseando por esos jardines de verano, nos hacemos unas fotos de grupo y nos disponemos a visitar el Palacio en su interior.





Formamos tres grupos con audioguias donde conocimos la historia del emperador Francisco Jose, su vida y dia a dia, y la historia de su esposa, Sisi Emperatriz, y su antagonismo y animadversión que su suegra, la Archiduquesa Sofia, le procesaba. De allí además, los pelos de punta al entrar a ese majestuoso Salón del Baile, escuchando además en la audioguia ese Danubio Azul e imaginando esos bailes....

De alli, volvimos sobre las 17:30 al hotel y con dos horas y medio por delante, dejar tiempo libre para que algunos fuesen a patinar, otros no se fuesen de Viena sin probar la espectacular tarta Sascher, o descansar y protegerse del frío.
Y terminamos el día cenando en nuestro restaurante a las 8:00 con un menu de primero con una sopa de verduras y de segundo pollo en salsa/crema acompañado con pasta a un estilo a la carbonara pero a lo austríaco , que la verdad estaba muy bueno.
Nos despedimos del restaurante agradeciendoles su amabilidad y predisposición en el trato y servicio durante estos días.


¿Y ahora? Toca preparar las maletas que mañana vamos a Bratislava y terminamos en Budapest. A las 11 todos de recogida y a ver si los profesores y los alumnos que quieran descansar hoy pueden hacerlo de una vez....
Mañana, más.
Buen día



2 comentarios:

  1. Muchas gracias por sacar tiempo para escribir este diario con fotos incluidas. Es un viaje precioso. Es una pena que algunos no sepan valorarlo.

    ResponderEliminar

Día 8. De vuelta a Estepona

Último día de nuestro viaje de estudios que arrancó cuando los teléfonos de las habitaciones sonaron a las 5:35 para decirnos que teníamos q...